Tienden un cerco en  contra de Cabeza.

Desde que inició el conflicto entre el gobierno federal y el gobernador del Estado de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca consigné aquí que el principal error, jurídico o no, que cometió el mandatario tamaulipeco fue haber desafiado al presidente de la República amparado en la Alianza Federalista. Por menos, en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, 14 gobernadores se fueron a su casa.

 

Ayer el gobierno federal le echó toda la carne al asador en contra del  tamaulipeco, quien tendrá que enfrentar a la justicia, o bien permanecer como prófugo dependiendo del lugar en donde se esconda. La  Orden de Aprehensión, girada por un juez del Estado de México, -puesta en duda por algunos juristas- la  Congelación de Cuentas por parte de la UIF en contra de 12 personas físicas y 25 morales, confirmada por Santiado Nieto, la Ficha Roja solicitada a la Interpol por la Fiscalía General de la República y la alerta migratoria girada por la Secretaría de Gobernación  es un cerco que será muy difícil que Cabeza pueda saltar.

 

La discusión en estos días será entre sí el gobernador tiene fuero o no tiene fuero y para eso hay varias interpretaciones, la principal es que un juez, o sea el que giró la orden de aprehensión pasó por encima de una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación pero eso se los dejo a los juristas. Este es un problema político como se señala en la parte superior de esta columna. Y las diferencias políticas se resuelven con política, así se resolvieron muchos casos en el pasado priista, con los panistas no porque le tenían miedo a lo que quedó del PRI después de que en el 2000 Vicente Fox los sacó de Los Pinos.

 

En este caso, Cabeza de Vaca no solamente desafío al poder ejecutivo federal, retó y  también cometió algunos pecadillos, corrupción pues, que dicho sea de paso comenten muchos mandatarios estatales, pero que no enfrentar al poder central o que cuentan con su complicidad.

 

Un escenario probable es que la persecución, legal o ilegal, obligue al gobernador a ausentarse del cargo hasta que se cumpla el plazo para que se decrete ausencia en sus funciones y se proceda a la destitución, tal como estuvo a punto de suceder antes de que el ministro Juan Luis González Alcantara emitiera la resolución declarando la no procedencia de la controversia constitucional interpuesta por el Congreso Local.

 

Ayer el líder de la mayoría en la Cámara de Senadores, Ricardo Monreal, entró de lleno al asunto y aunque recomendó actuar con prudencia, consideró que el Senado debe proceder. La entrada del senador zacatecano en este espinoso asunto confirma que el ejecutivo federal va con todo en contra de Cabeza de Vaca.

 

Mientras tanto, hasta anoche el paradero del gobernador de la entidad fronteriza era incierto, Monreal señaló que huyó para declararse perseguido político, otra versión fue que estaba atrincherado en la sede nacional del PAN lo que sería totalmente ingenuo porque eso le facilita a la FGR su aprehensión, otros dijeron que había cruzado la frontera con los Estados Unidos. El caso es que nadie sabe dónde está.

 

Una cosa no hay que olvidar y lo repite el presidente Andrés Manuel López Obrador en las mañaneras de Palacio Nacional estamos en periodo electoral y llevar al gobernador de la fronteriza entidad ante un juez juega en favor de Morena en las votaciones del 6 de junio-

circuitocerrado@hotmail.con @HctorMoctezuma1