Desde hace casi 2 meses CMAS tiene abandonada  una obra de drenaje en la calle Antonio M. Carlón   

*A finales de agosto se colapsó la red de drenaje, fue atendido el desperfecto y dejaron abierta la zanja, representando un riesgo a peatones y automovilistas. 

Irineo Pérez Melo.- Vecinos de las colonias Lomas del Seminario y El Pocito, denunciaron la obra inconclusa y abandonada que se tiene en la calle Antonio M. Carlón por parte de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) de Xalapa, dejando abierta una zanja de aproximadamente 20 metros. 

Los quejosos, que pidieron no revelar su identidad, dieron a conocer que a finales del mes de agosto del año en curso se tuvo un socavón en esta importante rúa, por las fuertes lluvias registradas en esas fechas, de aproximadamente un metro y medio de ancho por dos de profundidad. 

Al acudir el personal de CMAS para atender el desperfecto, se constató que el paso constante de los vehículos particulares y de transporte público, dañaron la red de drenaje y el flujo constante de las aguas residuales, minó el subsuelo que con las fuertes lluvias colapsó el pavimento, formando esta enorme oquedad. 

En la revisión de la red, se evidenció que la tubería, de unas 20 pulgadas se había fracturado en al menos unos 20 metros de longitud, por lo que hubo necesidad de romper el pavimento para rehabilitarlo totalmente, construyéndose, además, 3 ollas y reemplazando las tomas de descargas de aguas residuales de las viviendas aledañas a esta zona. 

Todo esto estaba muy bien, pues con ello se buscaría que ya no se darían estos problemas de manera constante, sobre todo porque este sitio es zona de manantiales y hay emisión de fluidos de manera permanente que afectan la compactación del cimentante de la calle. 

Sin embargo, una vez que cambiaron la tubería del drenaje colapsado y construida las ollas, así como las redes para las descargas domiciliarias, desde hace un mes aproximadamente, dejaron abandonadas las obras, sin dar ninguna explicación por parte de las autoridades correspondientes. 

Los denunciantes comentaron que al no haber ninguna señalética que indique la apertura de zanjas, por la mala luminosidad que se tiene en la noche, algún transeúnte podría caer en los canales realizados para conectar los tubos de las descargas domiciliarias a la red general, y lastimarse, o que un vehículo pueda caer en la que está a media calle o en las ollas, al estar éstas sin cubrirse. 

Finalmente, hicieron un llamado al alcalde Hipólito Rodríguez Herrero y al titular de CMAS, Jorge Ojeda Gutiérrez, atiendan esta situación por los riesgos que implica, y no “quieran tapar el poco, luego del niño ahogado”.