Bastó un golpe en la mesa del dueño

Bastó un golpe en la mesa del dueño de Morena para poner orden, en lo que todavía no es partido político, que no tiene un padrón de militantes, ni una estructura estructura nacional, pero que sigue encabezando las preferencias electorales

 

Bastó que en la mañanera de ayer el presidente, López Obrador respondiera que no opina ni se mete en asuntos partidistas, pero, agregó y he aquí la clave: “sólo cuando hay una cosa grave” y la “cosa grave” sucedió ayer cuando Porfirio Muñoz Ledo llamó a tomar las instalaciones de Morena en la colonia Roma para protestar como presidente Legítimo, aunque finalmente desistió.

 

Fue un golpe de mesa al más puro estilo priista así lo llaman algunos colegas, o sea: todos son iguales. El conflicto por la elección del nuevo presidente nacional de Morena estaba tomando un rumbo que los llevaría al fracaso en las elecciones del 2021, la revocación de mandato y en el 2024.

 

Morena como lo dije en mi anterior columna, goza todavía de un importante porcentaje en las preferencias electorales, pero son incapaces de solucionar sus problemas internos. Necesitan del tutelaje presidencial, como lo tuvieron el PRI y el PAN.

 

López Obrador tenía que intervenir porque ya se le estaban adelantando los aspirantes a sucederlo en el 2024. Lo querían dejar fuera de la jugada. Y con este golpe volverá a tener el control para la elección de su sucesor, del dedazo, como sus antecesores, aunque lo niegue.

 

Si no hay un cambio de último momento, el presidente nacional será Mario Delgado, un personaje mediocre que antes del 2018, Marcelo Ebrard lo desechó como su sucesor en la jefatura del Gobierno del entonces DF y prefirió a Miguel Ángel Mancera. Delgado se la ganó por su actitud de lame botas frente a Andrés Manuel.

 

En la política mexicana y en la de muchos países del mundo, todo se vale, pero que no se confíen porque aunque panistas y priistas no despiertan, la ofensiva final puede venir de la sociedad civil.

 

****

 

Con gran cinismo comentó anoche el doctor Hugo López Gatell que su comparecencia ante los senadores fue “una experiencia muy positiva”. “Criminal” le dijo más de 10 veces la senadora jalisciense del MC Verónica Delgadillo y con pancartas en forma octágonos similares a los que identifican los productos bajo el nuevo etiquetado frontal, otros legisladores le manifestaron su “exceso de soberbia” “exceso de ineptitud” y sobre todo le cuestionaron la cifra de muertos y contagiados. Los ataques subían de tono por lo que el presidente de la Cámara tuvo que suspender la comparecencia. Les puedo adelantar lo que hoy dirá en la mañanera el presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre las criticas de las senadoras y los senadores de oposición a su epidemiólogo consentido: “tienen intereses electoreros”…Mi felicitación a la profesora Elena Jannetti, mi maestra en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, con quien obtuve el único 10 en mi carrera para licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública de la generación 65-70. La maestra Jannetti cumplió 100 años y continúa dando clases en la Máxima Casa de Estudios, en donde ha impartido la catedra durante 55 años. Eso es amor a la docencia maestra Jannetti…Ayer se cumplieron 11 años que Felipe Calderón Hinojosa, en complicidad con el “porro” poblano, Javier Lozano Alarcón, decidieron acabar de tajo con la empresa Luz y Fuerza del Centro, la misma que el ex -presidente Adolfo López Mateos nacionalizó. 16 mil trabajadores siguen esperando que se les reinstale como empleados del servicio público de energía eléctrica.

 

circuitocerrado@hotmail.com

@HctorMoctezuma1