• Podría llegar a 1.5 millones de desempleados porque la planta productiva está parada y muchas empresas no podrán recuperarse: Espinoza López.
     

    Irineo Pérez Melo.- En lo que va de la pandemia del Covid-19, en nuestro país se han perdido alrededor de 750 mil empleos directos y se estima que esto pueda llegar a rebasar el 1.5 millones de trabajadores que quedarán sin trabajo, auguró Ricardo Espinoza López, secretario general del Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Auténtica de Trabajadores (CAT).

    En entrevista, el dirigente nacional obrero expresó que el desempleo sí se resiente, “la planta productiva está parada, las cadenas de producción y distribución están paradas y hay muchas empresas que no podrán recuperarse ni recontratar a sus empleados”.

    Señaló que aun cuando los patrones hayan pagado estos dos meses, de abril y mayo, se desconoce si podrán continuar en junio, “porque están rotas todas las cadenas de distribución y de servicios, pero lo más grave es que no tienen ningún apoyo sustentable, no se ha manejad nada a favor de todo el aparato productivo, incluyendo a los trabajadores directamente”.

    De manera enfática, sostuvo que hay un doble discurso por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que por un lado nos dicen que no trabajemos y por otro lado, nos dan medidas para protegernos cuando trabajemos.

    “Es un doble discurso, no han sabido manejar las cosas integralmente, no han querido incluir a los sectores productivos, a los patrones y sindicatos en la toma de decisiones, en una reunión tripartita, en donde estén los sindicatos, los patrones y el gobierno para crear un plan estratégico que no existe”, añadió.

    Sostuvo que actualmente existe un plan del presidente para salvar su proyecto político, porque dice que por él votó la sociedad y es el que va a defender, pero no tiene en la mira en ayudar al sector productivo de ninguna forma.

    Del apoyo que brindará el gobierno federal al sector productivo nacional es parcial y lo están condicionando a que muchos de ellos estén sujetos a los padrones que ya tenía el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi) y los que estén incluidos en él son a los que se les dará dicho respaldo.

    “Además, es insuficiente porque si estamos hablando de 4.5 micros, pequeñas y medianas empresas, es muy poco lo que se les va a dar y (el presupuesto destinado para este apoyo) no alcanza para nada. No deja de ser un alivio para algunas personas, pero no es transparente y no es suficiente”, reiteró.

    En ese tenor, el dirigente sindicalista, dejó en claro que se está adoleciendo de un plan nacional estratégico con diversas formas para poder ayudar integralmente a todos los pequeños, grandes y muy grandes y micros empresarios, y también al trabajar por sí solo.

    “No he visto un plan nacional que pueda ayudar resolver este problema y salir de una manera progresiva económicamente en los daños que está causando esta pandemia. Entonces, me parece que es una ayuda parcial tendenciosa, como ha sido este gobierno, procurando clientelismo político para ganar elecciones”, concluyó.